La curiosa historia de Pedro ‘El Cojo’, el cubano que inspiró una conocida guaracha y hasta un restaurante en Santiago de Cuba

La curiosa historia de Pedro ‘El Cojo’, el cubano que inspiró una conocida guaracha y hasta un restaurante en Santiago de Cuba
© Prueba

Pedro El Cojo fue una famosa y reconocida internacionalmente canción cubana que sería inspirada por Pedro Espino García, apodado con el sobrenombre con que se llamó el tema musical. Según se informa en una nota de la prensa, Pedro fallecería debido a un paro cardíaco cuando contaba con 92 años.

En el año 1920, cuando Pedro contaba con solamente 10 años de edad se contagiaría con la enfermedad que era tan frecuente en esa época y en los años 50, la Poliomielitis. En las dos casas vecinas a la de su familia vivían dos niñas que contaban con la misma edad que Pedro, y fueron las primeras en ser afectadas por dicha enfermedad, a pesar de que en días recientes a todos los niños del barrio les habían puesto la vacuna del Dr. Jonas Salk. Ambas niñas quedaron con la misma secuela de Pedro, una pierna afectada permanentemente, de ahí que le apodaran Pedro El Cojo.

Para ganarse la vida trabajó como carbonero y pescador. Aprendió a tocar el tres debido a que sentía un gran amor y afinidad por la música. Junto a su esposa y sus hijos realizaba tertulias en su hogar que eran conocidas en toda la comunidad y un poco más allá hasta Santiago de Cuba.

El hogar donde vivían Pedro y su familia se encontraba ubicado en La Playa de Sigua, conocido actualmente como el parque Baconao. El acceso a este lugar era muy difícil, pero ahí crearon el restaurante Pedro El Cojo, el que fue muy frecuentado por los turistas y visitantes que llegaban al lugar. Adquirió gran fama debido a la canción de la autoría del santiaguero Enrique Bonne, tema que recorrería tertulias locales en las voces de figuras reconocidas de Santiago de Cuba, hasta que fuera montada por la orquesta de Pancho Alonso, quien la hiciera famosa en la isla y en todo el mundo.

La mitología cancionística de la isla fue reforzada tras la muerte de Pedro, ya que este seguirá vivo y recordado debido al son que fuera popularizado hace ya muchos años por Pancho Alonso y su grupo, y en el restaurante que se creó en la casa de Pedro el Cojo y que diariamente recibe múltiples visitantes.

Escrito por: Nicole Gómez, usando información de: Prueba.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba